Ortodoncia

Corticotomía y ortodoncia. Resultados obtenidos
Corticotomy and orthodontics. Obtained results


Envios SMS masivos baratos

RESUMEN

 Se hizo un estudio descriptivo, longitudinal y prospectivo en el Departamento de Ortodoncia de la Clínica Estomatológica Provincial Docente de Santiago de Cuba, que abarcó un total de 24 jóvenes y adultos en los cuales se empleó la corticotomía en el maxilar superior, inferior o en ambos, y en los que había transcurrido como mínimo un año a partir de la fecha del alta, lo que permitió determinar los cambios producidos al comparar los datos iniciales del tratamiento con los finales, a los 6 meses y al año. Se evaluaron los resultados como favorables al no encontrar caso alguno con pérdida de vitalidad dentaria ni reabsorciones de las crestas alveolares y fue mínimo el riesgo de reabsorciones radiculares; de igual forma, hubo una mejoría en el perfil de los pacientes, tanto clínica como cefalométrica.

Palabras clave: MAXILA/cirugía; ORTODONCIA CORRECTIVA; APARATOS ORTODONTICOS; COLGAJOS QUIRURGICOS.

INTRODUCCION

Los tratamientos ortopédicos dentomaxilofaciales, que tienen por objeto prevenir y corregir las malas posiciones dentarias y las deformidades maxilofacia les durante el curso del crecimiento, se realizan preferentemente en niños menores de 12 años, pues en los adultos debe tomarse la precaución de controlar el estado de salud periodontal, pues en casos de destrucciones avanzadas del hueso alveolar y, por consiguiente, de la memb rana periodontal, el diente tendrá dificulta des para asegurarse una vez terminado el movimiento, por ausencia o disminución de oposición ósea.1,2

Múltiples razones obligan a un adulto a encarar un tratamiento ortodóntico, que incluso se prolonga cuando ha llegado a la adultez con su disgnasia por haber sido mal orientado o tratado incorrectamente y mutilado por numerosas extracciones que no han solucionado su problema.3

Las alteraciones en la posición de los dientes, sobre todo de los incisivos, afecta sensiblemente la estética, como ocurre comúnmente en las protrusiones dentoal veolares; de ahí que el perfil, cuya función es relevante en la armonía facial, puede verse afectado por trastornos de los huesos maxilares, dientes, o tejidos blandos.4

Schwarz ha estudiado el perfil mediante radiografías, por sus mayores ventajas, porque éstas permiten ver al mismo tiempo tejidos duros y blandos, entre otros elementos, precisar los defectos provocados por las deformaciones maxilo bucales y comparar los resultados de la terapéutica correctiva.5

El tratamiento de las anomalías dentomaxilofaciales suele ser más largo y complicado que los de otras ramas de la salud dental; por ello, para facilitar el movimiento dentario, muchos autores coadyuvan las técnicas de ortodoncia con la corticotomía.6,7

Como se sabe, los movimientos ortodónticos tienen lugar en tejidos vivos, de modo que cualquier descuido en la aplicación del aparato mecánico tiende a dañarlos y a provocar reabsorciones radicualres, necrosis, alteraciones gingiva les y un sinnúmero de problemas deriva dos del uso de presiones exageradas;8 por tanto, parece existir una relación directa mente proporcional entre la cantidad de fuerza aplicada sobre el diente y la cantidad y cualidad de las reabsorciones producidas sobre él.9

Este trabajo fue motivado por el interés de identificar los cambios que se generan en la vitalidad de los dientes, crestas alveolares y radiculares, así como en el perfil del paciente, a fin de que pueda servir como punto de partida para el tratamiento exitoso de las anomalías oclusales.

MATERIAL Y METODO

Para la realización del presente estudio, se seleccionó una muestra de 24 pacientes jóvenes y adultos, tratados con el método de la corticotomía y examinados a los 6 meses y al año de haber recibido el alta.

Los pacientes fueron preparados previamente para el acto quirúrgico con los elementos de diagnóstico necesarios y la confección y el cementado de banda en toda la arcada dentaria que iba a trabajar.

La técnica quirúrgica consistió en hacer el colgajo solamente por la cara vestibular y los cortes óseos en sentido vertical, al nivel de los espacios interden tarios de dicha cortical vestibular. No se efectuó la insición horizontal que practican otros autores.

RESULTADOS

Obsérvese en la tabla 1 que se conservó la vitalidad en el 99,6 % de los dientes revisados durante el período de investigación, pues en el 0,4 % restante no fue así por estar sometido a un tratamiento pulporradicular.

El análisis de las reabsorciones de las crestas alveolares determinó que en 3 de ellos (12,5 %) se inició la terapéutica con reabsorción incipientes de dichas zonas óseas y que en 21 (87,5 %) no existía ese proceso patológico, lo cual se mantuvo al final del tratamiento, a los 6 meses y al año del alta.

Ninguno de los 24 pacientes presenta ba reabsorciones radiculares al inicio del tratamiento, pero en 2 (8,3 %) aparecieron al final y continuaban sin recuperarse a los 6 meses y al año de evolución.

La valoración de los cambios obteni dos en el perfil, de acuerdo con la clasifi cación cefalométrica de Schwarz (tabla 2) puso de manifiesto que al inicio del tratamiento eran 3 los pacientes con el perfil recto hacia delante y 21 con el oblicuo hacia atrás (87,5 %); predominio éste que se correspondió con el catalogado clínicamente como convexo. Al final de la terapéutica, prevalecía aún el oblicuo hacia atrás, a pesar de que pasó uno de este grupo para el tipo recto hacia delante y otro para el oblicuo hacia delante del tipo b1.

A los 6 meses, en el paciente en el cual se obtuvo el perfil oblicuo hacia delante al finalizar el tratamiento (que se correspondió clínicamente con el cóncavo), se logró uno recto hacia adelante, posible mente debido a un cierto grado de recidiva en el plan terapéutico; mientras que se mantuvieron en esta etapa, sin sufrir variaciones, los que tenían perfiles obli cuos hacia atrás. Estos registros se mantenían iguales al año del alta.

Dichas variaciones no se habían modificado al cuantificar en grados el ángulo T, determinado cefalométricamente por Schwarz, que al inicio del tratamiento mostraba un valor promedio de 16,3; al final había disminuido a 14,8; con un ligero aumento a los 6 meses y al año (15,2 y 15,3, respectivamente), que se relacionó con los diversos cambios de recidivas obervados en los pacientes.

DISCUSION

A pesar de que la muerte pulpar pudo haberse presentado por el uso de una mala técnica quirúrgica o la aplicación de una fuerza fuerte ejercida por los aparatos ortodónticos, tanto fijos como removibles, en ningún caso hubo falta de vitalidad. Con el empleo de la corticotomía no se produjeron reabsorciones moderados ni avanzadas y se logró detener las de carácter incipiente que aparecieron al inicio del tratamiento. De esto se deduce que una terapéutica ortodóntica sistemáti ca, luego del acto quirúrgico, proporciona un rápido movimiento y la afirmación de los dientes reubicados. La observación de una reparación ósea normal y la evidencia radiográfica de formación de hueso constituyen amplias pruebas de las nota bles propiedades reparadoras y la versatili dad del tejido conjuntivo abarcado.5

Con respecto a las reabsorciones radiculares, los resultados son bien elo cuentes. Mayoral1 plantea que éstas se representan en el 12 % de los pacientes que reciben tratamiento ortodóntico; no obstante, con la utilización de este proce dimiento se reducen al mínimo las secue las, tanto en los tejidos dentarios como peridentarios.

En cuanto al perfil, puede decirse que los resultados fueron también satisfacto rios, con valores estadísticamente signifi cativos, pues al finalizar el tratamiento había mejorado notoriamente la estética facial en los integrantes de la serie.

<1> Especialista de I Grado en Ortodoncia. Clínica Estomatológica Provincial Docente, Santiago de Cuba.

<2> Especialista de II Grado en Ortodoncia. Profesor Auxiliar de la Facultad de Estomatología del ISCM de Santiago de Cuba.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Mayoral J, Mayoral G. Ortodoncia. Principios fundamentales y prácticos. 4 ed. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 1986:382;633-42.
  2. Yeung H. Oral hygiene for orthodontic patients. Am J Orthod Dentofacial Orthop 1991;96:206-13.
  3. Marcela L. Caso clínico: tratamiento ortodóncico-quirúrgico de una clase II esqueletal en adultos. Rev Iberoamer Ortod 1993;12(1):19-27.
  4. Subiza M. Estudio del perfil en la población adulta española. Rev Ortod Esp 1994;35(1):10-25.
  5. Beszkin E, Lipszyc M, Voronovitsky L, Zielinsky L. Cefalometría. Buenos Aires: Mundi, 1986;185-93.
  6. Generson RM. Combined surgical and orthodontic management of anterior open biten using corticotomy. J Oral Surg 1978;36(3): 216-9.
  7. Bell WH. Surgical orthodontic treatment of interincisal diastemas. J Oral Surg 1982;24:158-63.
  8. Graber TM, Swain B. Ortodoncia. Conceptos y técnicas. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 1984;t2:643-4.
  9. Palma Fernández JC. Reabsorciones radiculares en el lado de la presión tras la expansión maxilar producida mediante Quad-Helix. Rev Ortod Esp 1993;34(5):275-6.

Dr. Leonardo Soca Rodríguez. Calle 4ta. No. 58 entre 1ra. y 3ra., Reparto Santa Rosa, Santiago de Cuba, Cuba.


Dr. Leonardo Soca Rodríguez<1>, Dr. Alexis de la Tejera Chillón1 y Dr. José Suárez Lorenzo<2>

Revista Cubana de Ortodoncia

Trabajos Cientificos . Interconsultas Médicas . Chat . Shopping Dental . Foros Odontológicos . Productos y Servicios . Calendario de Eventos . Noticias . Soy Dentista, ¿Cómo puedo aparecer Aquí? . Páginas Gratis para Odontólogos . DENTAL World Club . Avisos Clasificados . Para Pacientes... . Entretenimientos . Asociaciones Dentales . Libro de Visitas . Recursos . ¿Cómo Anunciar en Dental World? . Página Inicial . English Home Page
©1996-2017 GB Systems/DENTAL World. Todos los derechos reservados.